ASPECTOS DE LA LECHERÍA EN BOLIVIA

Sunday, November 20, 2005

DESPEDIDA DEL MÓDULO

El módulo ha sido satisfactorio desde todo punto de vista, al cual yo le daría un 100 como nota de enseñanza aprendizaje al instructor.

ENLACES

Para cualquier consulta ver la página Web:
http://es.geocities.com/valataca/evaluacionfinal.htm

Sunday, November 13, 2005

ASPECTOS DE LA LECHERÍA EN BOLIVIA





ASPECTOS DE LA LECHERÍA EN BOLIVIA

ASPECTOS PRODUCTIVOS

A continuación se presentan importantes aspectos relacionados con la producción primaria de leche, por departamentos y a nivel nacional.

Características del área de producción de leche

Clima
Por la latitud, Bolivia debería tener en general un clima tropical, pero la altura hace que se produzcan grandes variaciones climáticas, con un clima templado - cálido a cálido en el chaco y llanos tropicales, un clima templado y seco en los valles y frío en el altiplano.

Temperatura

Influenciada por la latitud y altitud, la distribución de las temperaturas medias varía anualmente desde cerca de 25° C en el trópico y chaco (temperaturas entre 20-26° C), hasta 18° C en los valles (10-20° C) y 10° C en el altiplano (temperaturas anuales medias entre 5-10° C).

Precipitación

La magnitud de las precipitaciones anuales oscila alrededor de 2,000 mm en el trópico y entre 300 a 800 mm en el altiplano y valles altos y de 400 a 1,200 mm en el Chaco.

En Bolivia la estación lluviosa ocurre en el verano. Un total de 60 a 80% de las precipitaciones se presentan entre los meses de diciembre a marzo. La estación seca en la cual se producen precipitaciones de 0 a 20% ocurre en el otoño, invierno y primavera con un mínimo de mayo a julio.

Fisiografía

La gran diversidad de formas que presenta el relieve de Bolivia, hace que sea un país con un gran número de características y variedades topográficas contrastantes y heterogéneas, y poseedor de un gran potencial en recursos naturales. Las diversas conformaciones topográficas desempeñan un papel importante en las actividades económicas y sociales del país, puesto que influyen en las características climáticas, en el tipo de suelos y en la vegetación; éstos, a su vez, inciden en las actividades agrícolas, ganaderas, forestales e industriales, así como en los asentamientos humanos.

Altitud

La altitud sobre el nivel del mar es una referencia que nos permite identificar pisos ecológicos correspondientes al altiplano, valle, trópico húmedos y chaco. De acuerdo al SIBTA las alturas correspondientes a los distintos pisos ecológicos son: Altiplano: Por encima de los 3,500 m.s.n.m.; Valles entre 1,500 y 3,500 m.s.n.m; Trópico y Chaco menores 1,500 m.s.n.m., siendo éstos criterios referenciales y no absolutos.

Uso de suelos

En términos de uso de suelo, en el Altiplano, que abarca gran parte del departamento de La Paz y los departamentos de Oruro y Potosí, el uso actual de la tierra corresponde a áreas naturales y antropicas, donde predominan gramíneas (thola), especies herbáceas, forrajeras y o arbustos, incluyen arbustos de tierras altas (yareta), también se tienen tierras cultivadas con papa, oca, cebada, quinua. Los niveles o categorías de uso actual de suelo presentes en estas zonas son: tierras con pastos y/o arbustos, tierras con bosques naturales y/o artificiales que proporcionan productos forestales; tierras cultivadas o área empleada en agricultura, incluyen cultivos, plantaciones, huertas, barbechos.

La zona de valles que comprenden los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca y Tarija presenta en general suelos fértiles, propiciando una excelente actividad agrícola de verduras, cereales y frutas. Esta región conforma un conjunto de bosques secos, chaparrales, matorrales y tierras erosionadas. La fauna en la zona de los valles se encuentra muy diezmada, por ser zonas muy pobladas.

En la zona del trópico húmedo que comprende los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba, los suelos son primordialmente bien drenados, de arcilla roja, alto contenido de aluminio intercambiable y baja fertilidad (oxisoles, ultisoles), presentan severas deficiencias de fósforo disponible y de algunos micro elementos

En la llanura Chaqueña que abarca los departamentos de Chuquisaca, Tarija y Santa Cruz, el uso de la tierra esta destinado a tierras con pastos y/o arbustos, tiene extensas zonas con bosque bajo y seco típico del Chaco, presenta zonas de cultivo extensivo con soya, caña de azúcar, arroz, girasol, completando el uso de suelo grandes estancias ganaderas.

Los suelos en esta zona, son principalmente, arenosos y salinos, con un alto intercambio de cationes y un mosaico de texturas. El uso de la tierra esta destinado a tierras con pastos y/o arbustos para el ramoneo del ganado, tiene extensas zonas con bosque bajo y seco típico del Chaco, completando el uso de suelo grandes estancias ganaderas.

Recursos Naturales

El norte del altiplano (región del Lago Titicaca), se caracteriza por presentar un relieve plano suavemente inclinado de norte a sur. La región posee una red de drenaje endorreica, con extensos salares como los de Uyuni y Coipasa al sur y grandes lagos como el Poopo y el Titicaca al norte. La vegetación de la zona presenta en su mayor parte pampas con una rica flora de gramíneas y dicotiledoneas herbáceas, pero además, numerosas especies arbustivas y esporádicamente algunos árboles. La fauna se caracteriza por presentar un número y diversidad menor al de las regiones tropicales.

La zona de valles se encuentra en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Potosí, Chuquisaca, y Tarija. Si bien hace años poseía una importante riqueza forestal, la tala excesiva y la agricultura basada en la quema han dado como resultado una vegetación natural muy degradada donde predomina la vegetación rala conformada por especies arbustivas, árboles espinosos de porte bajo y especies suculentas como los cactus. La extracción de leña y el pastoreo de los animales domésticos induce a la erosión de los suelos lo cual causa la disminución de la productividad agrícola. La fauna en la zona de los valles se encuentra muy diezmada, por ser zonas muy pobladas.

El trópico compuesto por el departamento de Santa Cruz, Beni, Pando, norte de La Paz y parte del de Cochabamba. Esta región, comprende la llanura alrededor de la ciudad de Santa Cruz, el área de Pailón y los Troncos cuyo uso principal del suelo, es agropecuario intensivo; en cuanto al uso agrosilvopastoril, las zonas que abarcan son las de Pando, llanura habitada del pie de monte húmedo; bosques yungueños en La Paz y en la zona oriental de Santa Cruz, básicamente: San José, Puerto Suarez, San Javier, San Ignacio de Chiquitos; Respecto al uso ganadero extensivo, las pampas benianas, las sabanas del extremo oriental del país son parte de este uso; de igual manera el uso forestal se da en Pando, norte La Paz, algunas superficies del Beni, el Chapare y el norte de Santa Cruz.

La llanura chaqueña constituye una unidad fisiográfica que es común a los departamentos de Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz, constituyendo una zona plana con bosque seco chaqueño y escasos recursos hídricos. Esta región es un complejo de bosques bajos, matorrales espinosos, sabanas secas y tierras húmedas, caracterizadas y adaptadas a las escasas precipitaciones que caen en la zona. La fauna es propia de la región y presenta importantes endemismos, adaptados a las duras condiciones del chaco.

Agro ecología y Recursos hídricos

Zona Altiplano Norte, Frígido semiárido, con suelos residuales y sedimentarios, con fertilidad moderada. Aptitud agrícola regular a buena en verano

Zona Altiplano Central, frígido árido, con suelos residuales y sedimentarios, con fertilidad moderada, aptitud agrícola restringida en verano, Zona Valles del Norte, templado, semiárido, déficit hídrico durante ocho meses. Montañosa, suelos de aptitud agrícola similares al de la zona de Valles Centrales.

Zona Valles Centrales, templado, semiárido, déficit hídrico en el suelo durante siete meses. Montañosa, suelos y aptitud agrícola similares al de la zona de Valles del sur.

Zona Valles del Sur, templado, semiárido, déficit hídrico durante siete meses. Montañosa, aptitud regular a restringida en verano y nula en invierno por déficit hídrico.

Zona Llanos de Santa Cruz, subtrópico húmedo - subhúmedo, déficit hídrico en invierno, suelos sedimentarios, aptitud agrícola regular a buena en verano, restringida en invierno.

Zona Llanos de Chaco, templada cálida seco, con déficit hídrico 10 meses y variación térmica, suelos sedimentarios, aptitud agrícola restringida a ninguna por déficit hídrico.

Región de tierras bajas, Zona de pampas de Mojos, Subtrópico húmedo con déficit hídrico, entre julio y septiembre. Suelos sedimentarios no apta para agricultura en verano.

Cuencas lecheras en los pisos ecológicos de Bolivia

Altiplano norte

Cuencas lecheras de las zonas circunlacustre y de la Pampa Andina en las provincias Omasuyos, Los Andes e Ingavi.

Altiplano central

Cuencas lecheras de la zona del Desaguadero y de la zona Oriental en las provincias Ingavi, Murillo y Aroma, en el departamento de La Paz y Cercado y Abaroa del departamento de Oruro.

Valles templados

Valles del Norte, que comprende la cuenca lechera de Cochabamba establecida en las provincias, Capinota, Cercado, Germán Jordán, Punata y Quillacollo. Valles Centrales, provincia Oropeza en Chuquisaca y Valles del Sur con la cuenca lechera de Tarija en las provincias, Cercado, Méndez, Avilés y Arce.

Trópico húmedo

Se identifican cuencas lecheras en las provincias Cercado y Marban del Beni en la llanura beniana (Pampa de Moxos).

Trópico sub-húmedo de Santa Cruz

Las cuencas lecheras más importantes de esta región se encuentran en el área tradicional o integrada, sector al norte de Santa Cruz (Llanos), en el área de expansión del este y en el Escudo Chiquitano, provincias Sara, Ichilo, Obispo Santisteban, Warnes, Andrés Ibañez y Ñuflo de Chávez. Esta región posee los suelos de mayor calidad.

Chaco

Existe una importante producción lechera dispersa en las provincias Cordillera (Santa Cruz), Luis Calvo y Hernando Siles (Chuquisaca); y Gran chaco (Tarija) en la zona denominada Llanura chaqueña.

Superficie, Producción y Rendimiento de Forrajes

Alfalfa, Cebada y Pastos cultivados

a) Superficie

El cuadro siguiente nos muestra con bastante claridad, la superficie destinada a la producción de forrajes en todos los departamentos involucrados en el presente estudio y la producción propiamente dicha, tomando en cuenta los años 2,001 al 2,003.

Cuadro 1

Como se puede apreciar el departamento con mayor superficie de forraje en el occidente es el de La Paz, con más de 50,000 has. En el oriente boliviano, la mayor superficie destinada a la producción de forrajes es de pastos cultivados para el pastoreo directo o de corte. En los valles la chala de maíz (grano y choclo) es un importante recurso forrajero para el invierno.

b) Producción

De igual manera el cuadro siguiente, nos muestra la producción de forraje en toneladas métricas, en el mismo de manera similar al anterior cuadro, los departamentos de La Paz, Oruro y Cochabamba, son los que mayor producción presentan. Siendo nuevamente y por las mismas razones, los departamentos orientales de Santa Cruz y Beni, con prácticamente una producción de forraje bastante baja, que no supera las 1,800 TM anuales.

Cuadro 2.

c) Rendimientos

En el cuadro siguiente, se presenta el rendimiento de los dos principales productos forrajeros, producidos en los distintos departamentos del país, nos referimos a la alfalfa y a la cebada, en el primer caso. El rendimiento mayor por ha. se da en el departamento de Cochabamba con más de 8,100 Kg. para la gestión 2,003, en orden de importancia, esta el departamento de Chuquisaca, con un rendimiento de 7,480 Kg. para la misma gestión, mientras que el departamento con menor rendimiento en alfalfa, es el de Oruro con menos de 4,600 kg.

En cuanto a la cebada, Tarija es el que mayor rendimiento presenta con 2,759, el resto de los departamentos fluctúan entre 2,100 y 2,600, a excepción de Oruro que presenta el rendimiento más bajo.

Cuadro 3

Maíz y Sorgo

Siguiendo el mismo orden de los cuadros anteriores, a continuación, se presentan las superficies, rendimientos y producción a nivel nacional, del maíz y el sorgo, que constituyen en algunas zonas del país, como alimento principal y/o suplementario.

Cuadro 4

La superficie se incrementa, tanto en lo que corresponde a maíz como a sorgo, de igual manera los rendimientos y por lo tanto la producción.

Para efectos de alcanzar un mayor nivel de análisis, se ha desarrollado el cálculo, de la producción de sorgo y maíz forrajero, para los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba y Chuquisaca a partir del número de animales destinados a la producción lechera. Siendo estos departamentos los principales consumidores de estos productos como alimento del ganado antes señalado.

Sin embargo, se hace notar que los cálculos efectuados, corresponden a superficie, rendimiento y producción de materia seca, tanto de ensilaje maíz, sorgo grano y ensilaje sorgo.

Cuadro 5

Producción Forrajera Natural

Considerando las condiciones agro ecológicas de algunas regiones del país, los sistemas de explotación pecuaria, etc., principalmente en la región oriental, chaqueña y parte Cochabamba (Chapare), presentan condiciones de provisión de alimentos a través de pasturas y/o ramoneo, esto se ad especialmente en las regiones tropicales, donde la explotación es de carácter extensivo, lo que determina en gran medida, un bajo costo en la provisión de alimento al ganado. Los datos presentados en los anteriores cuadros, respecto a superficie, producción y rendimientos de forraje, en el que casi excluyen a Santa Cruz y totalmente al Beni, corroboran todo lo explicado.

Región tropical

Los pastos naturales mas representativos en la alimentación del ganado son el Arrocillo (Leersia spp), Cañuela (Echinochloa spp.), Cañuela y Gramalote (Paspalum spp), Paja Toruna (Andropogon spp) y la Cola de ciervo (Teichachne spp)

Región del Chaco

Los límites naturales del Chaco están dados por la presencia de especies arbóreas del género Schinopsis, conocidos como quebracho colorado o soto. Hacia las zonas mas secas, es decir la zona de la Llanura la vegetación es menos densa y con características de chaparral predominando el quebracho colorado(Schinopsis quebracho colorado), quebracho blanco o cacha (Aspidosperma quebracho blanco), el choroque (Ruprechtia triflora), Toborochi (Chorisia insignis) y en donde las precipitaciones son mayores, la vegetación es más cerrada y se observa la presencia de quebracho colorado, algarrobilla, mistol (Ziziphus mistol), Cuta (Phyllostylon rhamnoides), Tajibo (Tabebuia impetiginosa) por citar la especies mas importantes.

Las especies forrajeras más importantes mencionadas por sus nombres comunes son: Quebracho colorado, Algarrobillo, Lapacho, Mistol, Chañar.
También presenta especies arbustivas y semiarbustivas de menor fuste, que significan un aporte importante para la alimentación de la ganadería. Entre estas tenemos: Choroquete (Ruprechtia triflora), Tala (Celtis pállida), Taquillo (Prosopis sé), Tusca (Acacia aroma), Sacha rosa (Pereskia sacha rosa) no forrajera, Vinal (Prosopis ruscifolia) no forrajera, Coca de cabra (Caparis speciosa) no forrajera, Retama (Senna Chlorochlada), Achuma (Quiabentia verticillata) no forrajera.

Estas especies son de baja calidad forrajera y, en la actualidad predominan en este estrato por el efecto del pastoreo selectivo del ganado hacia las especies más palatables y que están desapareciendo poco a poco; por que son de mejor calidad.

El estrato herbáceo prácticamente no existe, lo que está apasionando una pérdida de la superficie laminar del suelo con formación de cárcavas. Este efecto está más acentuado en las zonas peridomésticas de las haciendas ganaderas, laderas de asentamientos humanos como las comunidades campesinas y guaraníes.

Las especies que han venido a reemplazar a las herbáceas de buena calidad son: Bromeliaceas (caraguatas), las epífitas y hemiparásitas que el ganado consume en campos degradados sin normas de control y manejo[1].

Región de Valles

La vegetación es muy variada debido a la diversidad, encontrándose herbáceas – graminoides como el Pasto blanco (Festuca Pellosum), Ichu (Stipa ichu), Chillihua (Festuca dolichophylla), Llapha llapha (Bouteloua simples), Cebadilla (Bouteloua uniloides), Sara sara (Calamasgrostis tormentis), Sehuenca (Cortadnia sp).

En el fondo de los valles predominan los árboles como el Molle (Schinus molle), Algarrobo (Prosopis jugliflora), Jacaranda (Tecoma leucoxilon), Tipa (Tipana speciosa), Charqui (Prosopis feroz), Jarca (Acasia visco), Aliso (Alnus jorullenisis), Sauco (Sambucus negra). Arbustivas se tiene al Sunchu (Viguera lanceolada), Maicha (Bacharis sp), Mutuy (Casia hokeriana), Kagera (Tillandsia usneoides), Tuna (Opuntia vulgaris), Chacatea (Dondonen viscosa), Chillca (Tessaria ambinthioides).
Región del Altiplano

Los Campos Nativos de Pastoreo “CANAPAS”, presentan una variabilidad en cantidad, valor nutritivo de estas especies. Los productores con el fin de mejorar la producción ganadera, muchas veces recurren a los recursos forrajeros naturales existentes en las diferentes comunidades. Esta alimentación es complementada con restos de Campos Agrícolas en Descanso “CADES”, pasturas y rastrojos.

Las CANAPAS en las zonas del altiplano tienen una vegetación predominante compuesta por: Suputhola (Parastrephia lepidophylla), janki (Anthobrium triandrum), chijis (Muhlenbergia fastigiata y Distichilis humilis), huaylla (Stipa ichu) y layo-layo (Trifolium amabile).

En diversas zonas del altiplano la vegetación predominante esta compuesta por:
a) Pajonal, con: Paja brava (Festuca orthophylla), chijis (Muhlenbergia fastigiata y Distichilis humilis), janki (Anthobrium triandrum), paco (Calamagrostis curvula), huaylla (Stipa ichu) y ñakathola (Baccharis boliviensis), y
b) Tholar, Suputhola (Parastrephia lepidophylla), huaylla (Stipa ichu), chijis (Muhlenbergia fastigiata y Distichilis humilis), kora (Tarasa tenella) y agujilla (Erodium cicutarum).
c) Bofedales se caracterizan por la siguiente vegetación: Paco (Calamagrostis curvula), chijis (Muhlenbergia fastigiata y Distichilis humilis), chilliwa (Festuca dolichophylla), pasto (Carex sp), kora (Tarasa tenella) y janki (Anthobrium triandrum)

Alimentos Suplementarios

Existen dos clases de suplementos alimentarios para el ganado vacuno, los energéticos y los de naturaleza proteica.

En el altiplano, el metabolismo del ganado en condiciones de altura requiere la provisión de alimentos con mayor concentración de elementos energéticos, y ya que solamente las vacas de alta producción requieren de una mayor suplementación proteica, se explica la preferencia de los productores por ofrecer suplementos energéticos a su ganado en producción. Los suplementos más utilizados son los subproductos de molinería y de cervecería como son el afrecho de trigo y la borra de cerveza. El consumo de pepa de algodón y de harina de soya en La Paz, se ha limitado a algunas adquisiciones realizadas por las asociaciones en forma muy esporádica, por lo que no se puede considerar aún como parte de la dieta regular del ganado lechero en el departamento.

En los valles y trópico se cuentan con vacas de alta producción cuyo requerimiento de proteínas y también de energía es alto, por lo que está más difundida la utilización de alimentos concentrados balanceados y suplementos alimentarios. Los alimentos complementarios más comunes en los valles de Cochabamba son el afrecho de trigo proveniente de la industria molinera; y son traídas principalmente de Santa Cruz la cáscara de soya, y la pepa de algodón, melaza de caña que también son subproductos industriales.

Si bien en el trópico se cuenta con mayores recursos alimentarios complementarios a los forrajes y granos producidos en la granja, como el afrecho de arroz, cascarilla de soya, caña de azúcar, melaza de caña, yuca y alimentos con mayor concentración de proteína como la harina de girasol, harina de soya, sorgo en grano y la pepa de algodón, su utilización alcanza, a aproximadamente el 30 % de las unidades de producción.

Alimentos concentrados para vacas lecheras:

Los concentrados comerciales tradicionales, denominados comúnmente Balanceados, son cada vez más utilizados, la restricción para la selección de los ingredientes es la de los precios de mercado. En los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba y Tarija principalmente, se cuentan con varias industrias dedicadas a la elaboración de alimentos balanceados para las distintas especies animales en general y para vacas lecheras en particular, a partir de materias primas como el maíz duro amarillo, harina de hueso, grano y torta de soya, semilla de girasol, harina de arroz, sorgo granífero, afrecho de trigo, pepa de algodón, harina de alfalfa, sal, conchilla y núcleos vitamínicos.

Substituto de leche para terneras.

Algunos productores en Cochabamba y Santa Cruz, principalmente, utilizan para la alimentación láctea de terneros criados artificialmente, además de la leche de la granja, calostro y leche calostrada, un “sustituto lácteo”. Este último es utilizado puro o mezclado con alguno de los lácteos antes mencionados. Esta opción de suministrar sustituto lácteo en lugar de leche cruda depende, entre otros factores, del costo relativo y del control de enfermedades.

Producción Primaria

a) Estratificación

En el cuadro Nº 6, se presenta la estratificación, en función al tamaño del hato de ganado lechero, por departamentos.

Cuadro 6

Del total de productores lecheros del país, 6,854 unidades productivas corresponden al estrato mas pequeño, es decir con menos de 10 animales, dos departamentos tienen prácticamente a toda su población dentro de este estrato.

De igual manera al segundo estrato, es decir entre 10 a 24 animales, corresponde unas 2984 unidades productivas, de estos solo el 24% corresponde a Beni y Santa Cruz.

En los estratos siguientes, las unidades con un número de animales mayor a 25 corresponden a aproximadamente a 512 unidades productivas, de estas solo unas 53 unidades pueden ser consideradas grandes.

Gráfico 1

Como puede observar, la totalidad de productores de Chuquisaca, Tarija, La Paz y Oruro; además de un buen número de productores de los demás departamentos, componen los estratos más pequeños, representando el 65.5%. del total de unidades productivas, el 95 % tienen menos de 25 cabezas, mientras que al otro extremo, es decir en el estrato más grande, solo representa un 0.3%, con productores de Santa Cruz, Beni y Cochabamba.

b) Influencia de los Factores Limitantes en la Producción y Productividad

Entre los factores limitantes para la producción y la productividad a nivel primario, se tiene: Tenencia de la tierra, este es un tema cuya solución no se vislumbra todavía, pese a la creación del INRA. Sin embargo se puede advertir que en la región del altiplano, la mayor parte de los predios son de propiedad del productor, de igual manera en los valles y también en la zona tropical y chaco.

Respecto al uso de la tierra, el principal problema, es el tamaño de la parcela agrícola (minifundio), que no permite desarrollar adecuadamente las actividades agrícolas y pecuarias, por lo que los índices de productividad, no solo en la lechería sino en otros propios, son limitados, especialmente en la región altiplánica y de los valles. Por el contrario en la región oriental y del Chaco, se genera una situación inversa (latifundio), pero sus niveles de productividad son aún bajos, debido a que la actividad lechera es complementaria a la ganadera y agrícola.

El desarrollo de los servicios de apoyo, o infraestructura necesaria para el normal desarrollo de la actividad productiva y comercial, es uno de las principales limitantes, de la competitividad. En el país, este factor es preocupante, debido a la ausencia o mal estado de la infraestructura, situación que es compartida prácticamente con todos los sectores económicos del país. Es el caso de la infraestructura vial, poco desarrollado, de igual manera los servicios de apoyo como almacenamiento y sistemas de distribución, que impactan en la competitividad del sub sector.

c) Composición del hato Lechero

En el siguiente cuadro 7, se presenta, una estimación total del hato lechero, por departamentos, considerando: vacas en producción, vacas secas, vaquillonas, vaquillas, terneras, toretes y toros. Como referencia podemos indicar que el total de animales relacionados con producción lechera, supone un 5% aproximadamente del total del ganado bovino, existente en el país, según el Plan Nacional y otros estudios.

Cuadro 7

Se observa que Santa Cruz, posee el mayor número de vacas en producción del total estimado, representa más del 68% de todo el país, sigue en orden de importancia, Cochabamba con más del 15%, La Paz con más del 7%, Oruro 3.2%, Tarija, Chuquisaca y Beni con el 5.3% restante de vacas.

d) Producción Actual de Leche

El Cuadro 8, presenta una estimación de: la producción actual de leche por día y año, el número de productores, las vacas en producción, el número de productores por departamentos.

Cuadro 8

Como se observa, el departamento de Santa Cruz, lidera en todos los parámetros presentados en el cuadro anterior. Un hecho relevante está relacionado con el número de productores lecheros por departamento, es el caso de Santa Cruz, que pese a tener un número mínimo de productores, respecto a otros departamentos, es el que mayor producción tiene, esto, por el número de vacas; no obstante de tener una de las niveles más bajos de productividad por vaca, mientras que en este mismo aspecto, sobresale Cochabamba con una producción promedio por animal de más de 11 litros/día. Se consideró 365 días de producción para todos los departamentos.

El rendimiento promedio de La Paz, es el más bajo del país, con solo 6.5 litros día/vaca, de acuerdo al Censo 2,002.

A continuación presentamos la participación de cada departamento en la producción:

Gráfico 2

e) Destino de la Producción.

En el Cuadro 9, se estima el destino de la producción de leche, por departamentos. Considerando, la venta del producto, la utilización del mismo por el propio productor para la elaboración de productos lácteos y finalmente para consumo interno.

Como se puede observar, cerca al 70% de la producción de leche es destinada a la venta como leche cruda (venta directa al consumidor final y venta a Industrias), la venta, el 28% a la elaboración de derivados por el propio productor y finalmente menos del 2% a consumo propio.

Cuadro 9
Como datos relevantes, se puede ver que en Oruro, menos del 16% de la producción es destinada a la venta tanto a industrias como venta al cliente final), mientras que el 82% les sirve para la transformación. En el caso de Cochabamba, La Paz y Tarija, la producción destinada a la venta supera el 85% respectivamente.

Finalmente, en este acápite se puede percibir un dato relevante, y es que pese a producir leche el propio productor, destina a su autoconsumo, cantidades mínimas, que no superan el 2% en la mayoría de los casos, excepto La Paz con 4.5% y Cochabamba con el 3%.

f) Estimación de la Producción Destinada a la Industria

En función al cuadro precedente, se presenta la estimación de la oferta de leche, destinada a la industria.

Cuadro 10

Del total destinado a la venta, es decir 567,471 litros día, más del 79% va a la industria de productos lácteos y el restante 21% se orienta a la venta directa al cliente a través de los mercados de consumo y/o transformación por terceros.

Santa Cruz, es el departamento que destina la mayor cantidad de la producción a la venta, mientras que en otras regiones, como: Oruro, no destina nada a la industria, y sus excedentes comercializan directamente al público, sea en leche fluida o en derivados de la misma, en el mismo sentido en el Chaco, la producción de leche es destinada a la transformación artesanal, especialmente queso fresco, pues esta actividad es marginal y/o complementaria a la actividad principal, que es la producción de ganado de carne.

El otro extremo se presenta en Cochabamba, donde prácticamente el 86% de la leche es destinada a la industria local, principalmente a PIL Andina Cochabamba.

Gráfico 3

El gráfico 3, muestra la composición de la venta de leche, en los diferentes departamentos; Oruro se destaca por que gran parte de su producción, tiene como destino la transformación artesanal generando valor agregado, cuyo beneficiario directo es el propio productor, en la mayoría de los casos. En el otro extremo, se tiene además de Cochabamba a Tarija, donde la mayor cantidad de leche destinada a la venta, va a las industrias. Aunque es necesario nuevamente mencionar, que en el caso del Chaco (Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz) casi la totalidad de la producción va a la transformación artesanal (queso fresco), debido fundamentalmente a que los principales mercados están a mucha distancia.

f) Volúmenes Destinados a la Transformación Artesanal

Continuando con el análisis, se presenta en cuadro Nº 11 en el que se presenta las cantidades de leche destinadas a la elaboración de derivados artesanales de leche, donde sobresale la producción de queso, yogurt y otros.

Cuadro 11

Del cuadro anterior se desprende que aproximadamente el 29% de la producción total, es destinada a la transformación artesanal de derivados de leche. De este porcentaje, el departamento de Santa Cruz, cubre más del 74%. Oruro destina a la producción artesanal más del 82%.

Cochabamba, que destina menos del 10% a la producción artesanal de otros productos lácteos, debido a que cuenta con una industria que se ha posesionado en el mercado, no solo departamental sino nacional.

g) Principales Problemas Sanitarios

En las diferentes zonas lecheras del país, existen problemas de sanidad, relacionadas especialmente con el manejo del hato.

El Cuadro 12 muestra las principales enfermedades que aquejan al ganado lechero en nuestro país y en los diferentes departamentos.

Cuadro 12

Entre las enfermedades identificadas, se pueden mencionar: la Mastitis que es la enfermedad más generalizada en el hato lechero y con mayor impacto económico, la mayoría de las lecherías demuestran niveles clínicos o sub-clínicos de esta enfermedad; la incidencia es típicamente más alta en la estación lluviosa, pero prevalece todo el año. Al igual que la brucelosis controlada con la vacuna cepa 19 en terneras; la rinotraqueitis infecciosa bovina IBR controlada mediante vacunación. También se presentan problemas de parasitosis, como la Fasciola Hepática (altiplano), neumonía y diarrea, especialmente en el terneraje.

Las campañas preventivas de vacunación realizadas a nivel nacional, para diferentes enfermedades, han logrado disminuir la frecuencia en estas enfermedades, especialmente contra la fiebre aftosa.

Entre los problemas reproductivos se presentan metritis, endometritis, quistes ováricos, piometra en proporciones esperadas. Sin embargo, la incidencia de retención de placentas (RP) se manifiesta extraordinariamente alta (80% en un hato). se considera que los niveles normales son <10% title="" style="mso-footnote-id: ftn2" href="http://www.blogger.com/post-edit.g?blogID=18927684&postID=113190195000843849#_ftn2" name="_ftnref2">[2]

Otros problemas sanitarios se presentan por los agrupamientos de los terneros lactantes con la probabilidad de contagio de enfermedades como coccidiosis.

h) Prevención Sanitaria

La provisión de servicios veterinarios y para-veterinarios se ha mejorado en los últimos años con la capacitación de técnicos a nivel básico y medio entre los productores y jóvenes que viven en sus comunidades, que con el nombre de promotores de salud animal, técnicos básicos veterinarios y otros, prestan un servicio permanente de atenciones principalmente de carácter preventivo con dosificaciones antiparasitarias, vacunaciones y la vitaminización de los animales de acuerdo a períodos y épocas actividades que articuladas con el establecimiento de farmacias veterinarias de carácter comunal permiten una mejor y más económica cobertura sanitaria que sin embargo aún no es suficiente en muchas zonas lecheras. Un elemento que es surtido por éstos técnicos de campo a los productores son las sales minerales muy importantes para el buen funcionamiento metabólico del organismo de los animales.

Cuadro 13

El cuadro anterior, muestra la frecuencia anual de medidas de prevención sanitaria que realizan los productores, de manera continua

La cobertura de vacunación contra la Fiebre Aftosa alcanza al 94 a 95 % del ganado en los departamentos de Santa Cruz, Tarija y Pando; en el altiplano y el Beni esta cobertura alcanza a aproximadamente el 86 % de todo el ganado, para el año 2,004 se efectuará el octavo ciclo de vacunación con vacunas otorgadas por la Organización Internacional de Epizootias OIE.

Bolivia no presenta brotes desde septiembre de 2,003, cuando hubieron 4 casos en Monteagudo Provincia Hernando Siles del departamento de Chuquisaca. Anteriormente se confirmaron brotes de Aftosa también en Chuquisaca, en Pueblo Alto, Nor Cinti y Yuquina Alta, Sud Cinti. Aparentemente estos brotes se debieron al contacto con animales provenientes del departamento de Tarija. Una vez comprobada la presencia de brotes el trabajo de prevención consiste en vacunaciones perifocales e intercepción del ingreso y la salida de animales.

Caracterización de los Sistemas de Acopio

La producción de leche limpia resulta en un producto que es seguro para el consumo humano y libre de microorganismos portadores de enfermedades; tiene una alta calidad de conservación; tiene un alto valor comercial; puede ser transportado por largas distancias; tiene buena calidad para su procesamiento en subproductos de alta calidad.

a) Sistemas de Acopio de Leche Cruda Natural

Los sistemas de acopio, como parte de la estructura de las industrias para la provisión de la materia prima se han ido perfeccionado en el tiempo y actualmente se cuentan con “centros de acopio” que son las base organizativa de la producción primaria y que al estar en contacto con el sistema de recolección en forma cotidiana son el punto de relación con la industria. Los sistemas de recolección de las empresas más importantes son PIL ANDINA S.A. e IPILCRUZ cuentan aproximadamente con 145 centros de acopio en La Paz, 56 centros en Cochabamba y 52 centros en Santa Cruz, en Chuquisaca se tendrían 14 centros de acopio de PIL Chuquisaca. Muchos de estos centros están equipados con tanques de frío de diferente capacidad

Los centros de acopio antiguos cuentan con infraestructura de recepción y almacenamiento de la leche, oficina y almacén y en muchos casos un ambiente de capacitación y de reuniones. También cuentan con agua propia, pileta para lavado de tachos y conexión de lavado de tanque de frío, energía eléctrica.

b) Almacenamiento y Transporte

Antes del almacenamiento, se filtra la leche con papel filtro descartable o, con tela limpia para remover partículas grandes que pueden haber ingresado a la leche, esta última es menos aconsejable pues puede contaminar al producto.

Posteriormente y luego del ordeño coloca el tacho con leche en el agua fría, usualmente en la acequia próxima hasta el momento de llevar el producto al centro de acopio o a los mercados, dependiendo del destino que se le da.

En algunos departamentos productores de leche, como es el caso de La Paz, el transporte de la leche desde el sitio de producción al centro de acopio está a cargo del propio productor y de su familia que día a día llevan la leche ordeñada al centro de acopio o venta. Este transporte que puede cubrir distancias de varios kilómetros, es realizado por el productor a pie, en bicicleta o con ayuda de una carretilla o de un “carrito de mano” en tachos lecheros de 20, 40 y 50 litros, perfectamente tapados y de propiedad de los productores, aunque en algunas regiones del país, se usan baldes o bidones de plástico, practica no recomendada.

c) Manejo de la Leche en el Predio del Productor.

No todos los productores en el país y especialmente en algunas regiones, cumplen con las recomendaciones, lo que determina que el manejo de leche en el predio, tenga problemas posteriores, debido a las malas condiciones de trabajo e inadecuado uso de utensilios.

d) Transporte de Leche a la Planta

El transporte desde el Centro de Acopio a la Planta, puede realizarse en camión cisterna isotérmico, en caso de transportarse leche previamente enfriada a 4ºC ó el transporte se realiza en tachos lecheros.

El sistema de recolección y transporte que utilizan algunas industrias como PIL ANDINA, ha sido terciarizado, pues es atendido por transporte privado. Sin embargo, en otras regiones del país el traslado de la leche a las plantas, como el caso de PIL Santa Cruz, es realizada en sus propias cisternas, sea la leche colectada en centros de acopio, donde previamente es enfriada.

Nivel Tecnológico Utilizado en la Producción

El nivel tecnológico agropecuario tradicional, en términos generales, en los departamentos de estudio, se caracteriza por manifestar el siguiente comportamiento:

- Baja producción
- Escasa existencia y utilización de maquinaria y equipos agrícolas.
- Alta utilización de mano de obra
- Escaso uso de fertilizantes y pesticidas
- Bajo uso de semillas mejoradas, utilizándose sólo la semilla producida en la zona; no se adoptan otro tipo de semillas.
- Carencia de dirección técnica, extensión y asistencia técnica.
- Sobrecarga de pastoreo

La lechería en los valles, principalmente Cochabamba, forma parte de todo un sistema agropecuario tradicional sostenible y complementario a la producción agrícola, dadas las condiciones productivas de su clima y suelos, sin embargo se observan importantes cambios por la disminución de la precipitación pluvial, (de 460mm a 360 mm/año, Valle Alto de Cochabamba), lo que está generando variaciones en los sistemas productivos y el tipo de tecnología adoptada por los pequeños productores que en muchos casos no logran llenar los requisitos mínimos de manejo y alimentación del ganado lechero de alto valor genético por que se mantienen o han retornado al ganado más rústico en el que predomina la sangre criolla (Dra. Katrien van’t Hooft, UNAIS).

Otros productores, con el apoyo de los programas de fomento lechero, y combinando actividades agrícolas con la lechería y actividades económicas adicionales, han logrado manejar su lechería como una mini-empresa con regulares a buenos índices productivos.

Otro segmento de productores lecheros se ha dedicado a actividades comerciales por su proximidad a centros poblados y combinan estas actividades con su mini-empresa lechera. En todos estos segmentos se observa una pobre alimentación del ganado en la época de invierno con muy bajos índices de producción.

Sin embargo, el sector lechero en Bolivia, también esta representado por un segmento moderno de productores que practica la lechería a nivel empresarial, principalmente en los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz, los cuales incorporan alta tecnología en todos los órdenes de la producción primaria y que se esfuerzan para alcanzar un grado óptimo de calidad en la leche, y que dadas las condiciones que ofrece el país deben permanentemente, buscar las mejores opciones para bajar sus costos de producción y ser competitivos.
En los últimos años la ganadería en general y la ganadería bovina, ha sufrido transformaciones como:

- Animales más productivos
- Mayores niveles de sanidad
- Uso de cultivos forrajeros
- Estabulación
- Control de reproducción

Cuadro 14

A continuación se presenta un análisis sobre el nivel tecnológico actual, en diferentes actividades de la cadena.

a) Producción de forrajes

Se incorporó tecnología con la utilización de semillas certificadas provenientes particularmente de la Empresa SEFO – SAM de Cochabamba y de semillas importadas, para la producción de forrajes (alfalfa, avena, cebada, triticale, pastos y tréboles), en el altiplano y valles, principalmente.

A través de la red de distribución SEFO –SAM en el país, los productores del trópico y subtrópico acceden a las principales especies producidas para estas zonas entre las que se encuentra las gramíneas de los géneros Brachiaria, Panicum, Sorgo y leguminosas forrajeras como Arachis pintoi, Calopogonium mucunoides, Pueraria phaseoloides así como especies arbustivas tales como Leucaena leucocephala.

b) Producción y Conservación de Alimentos

El pastoreo constituye la forma predominante y más económica de alimentación de los bovinos en nuestro país.

La producción de forrajes destinados a la alimentación del ganado es un aspecto importante de la adopción de tecnología, dado que antiguamente el manejo del ganado vacuno sólo contemplaba el pastoreo extensivo en CANAPAS (campos nativos de pastoreo) y CADES (campos en descanso), así como el consumo de los rastrojos de los diferentes cultivos agrícolas.

En las tierra bajas, el pastoreo extensivo era prácticamente el único método de alimentación del ganado. Actualmente, para la alimentación del ganado se cultivan pastos y leguminosas forrajeras de alta calidad nutritiva adaptados a las condiciones de suelo y humedad y se ha generalizado el uso de potreros con diferentes modalidades de labranza: convencional, mínima, sin laboreo entre surcos y cero labranza. Con la adopción de los potreros el sistema de pastoreo más utilizado es el pastoreo rotacional considerando una presión, intensidad y frecuencia adecuadas en función de las épocas seca y húmeda. El control de plagas y enfermedades y malezas aún es controlada con la quema de las pasturas en época seca, como práctica extendida.

La conservación de forrajes para la época seca, ya se utiliza en forma generalizada principalmente en valles y altiplano, con la elaboración y curado de heno para su almacenamiento en parvas, existen productores que elaboran ensilajes de alfalfa de excelente calidad. En los valles, además del ensilaje de maíz forrajero, se conserva la chala del maíz de grano o choclo, como un recurso forrajero de gran importancia para el invierno.

La preparación de ensilajes no está aún generalizada, principalmente por la falta de equipos adecuados para su elaboración, ej. 7,8 % de los productores en Santa Cruz elaboran ensilajes, principalmente de maíz y sorgo forrajeros. En La Paz se practica la preparación de pajas tratadas con urea para mejorar la digestibilidad de este tipo de alimento.

c) Alimentación del ganado:

Se observa el mejoramiento de la condición nutricional del ganado con la provisión de forrajes de buena calidad, alimentos suplementarios y vitaminas. Algunos productores (as) conocen y aplican procedimientos para la determinación de los requerimientos alimenticios del ganado; en muchos casos preparan las raciones para su ganado y hacen un balanceo de nutrientes. El productor (a) sabe cuantificar sus recursos forrajeros diagnosticando el posible déficit y así determinar la cantidad de alimento suplementarios que debe adquirir, lo que no significa que tengan déficit alimentario en época de estiaje principalmente por la extensión de sus parcelas y tamaño de inversión.

d) Salud y Reproducción Animal

Los productores lecheros tanto de altiplano como de los valles y tierras bajas progresivamente han adoptado un calendario sanitario y en casos las asociaciones cuentan con un mapa epidemiológico y cuentan con asistencia veterinaria y para veterinaria.

Campañas de vacunaciones para el control de la Fiebre Aftosa y aplicación de productos para el control de parásitos internos y externos. Presencia permanente de promotores de salud animal comunitarios con entrenamiento y práctica suficientes. Importante y permanente provisión de medicamentos e insumos veterinarios a través de las distintas empresas proveedores y tiendas veterinarias con presencia en las provincias.

e) Mejoramiento Genético

Parte de la tecnología introducida corresponde a tipo y calidad del ganado que se utiliza para la producción lechera, El grado de absorción o mestizaje del ganado local con razas lecheras, es importante para el avance genético del hato con el consiguiente incremento en la producción y productividad lechera. En el país se cuenta con un registro genealógico del ganado holando (Holstein fresian) a partir de año 1987 con la creación de la Asociación de Criadores Holando Boliviano ACRHOBOL en Cochabamba. En Santa Cruz, la Asociación de Criadores de Razas Lecheras ASOCRALE presta servicios a los productores de leche desde 1989, cuenta con los servicio de registro y de Control Lechero (SCL) que es un servicio oficial que utilizado como herramienta técnica permite conocer la capacidad productiva de la vaca lechera.

El SCL, ofrece información suficiente para orientar las decisiones del productor respecto al mejoramiento de la capacidad del ganado, el manejo y la administración de la granja. En La Paz y Oruro también se cuenta con el Servicio de Control Lechero a cargo del Programa de Desarrollo Lechero del Altiplano – FEDELPAZ y FEDEPLO.

f) Inseminación Artificial.

ACRHOBOL en Cochabamba pero con cobertura nacional, ASOCRALE en Santa Cruz y el Beni, FEDELPAZ Y FEDEPLO – PDLA en La Paz y Oruro, respectivamente, difunden genética de alta calidad a través de sus servicios de inseminación artificial.

El uso de inseminación artificial esta bastante difundido y su cobertura es amplia. Actualmente se cuenta con inseminadores capacitados en la mayoría de los departamentos, sin embargo, existen sectores de pequeños productores que aún no se han incorporado a la utilización de esta importante práctica de mejoramiento por sus limitaciones económicas y/o falta de accesibilidad a estos servicios.
g) Manejo y Calidad de la Leche

En general, con la asistencia y más riguroso control de calidad, por parte de las empresas industrializadoras privadas y/o privatizadas, principalmente PIL ANDINA S.A. en La Paz y Cochabamba e IPILCRUZ en Santa Cruz, las organizaciones de los productores y las de instituciones de apoyo al desarrollo lechero mediante esquemas de capacitación y asistencia técnica, la manipulación de la leche ha sido mejorada con la incorporación de enfriamiento en tanques de frío, utilización generalizada de tachos lecheros de aluminio o de acero inoxidable y utensilios de lechería adecuados, con controles de calidad de la leche en forma permanente en el momento de la recolección. Algunas zonas productoras, sin embargo, aún no han alcanzado este nivel de manejo dadas sus condiciones de marginalidad.

h) Sistema de Ordeño

Para los pequeños productores, se puede caracterizar al sistema de ordeño en general como ordeño a mano con el ternero al pie y en otros casos ordeño a mano sin el ternero. Actualmente esta práctica el ordeño en dos turnos diarios separados por aproximadamente 12 horas.

Algunos pequeños productores en Cochabamba, Santa Cruz y últimamente en Oruro (zona de Challapata) han adoptado el sistema de ordeño mecanizado, usualmente de una a dos bajadas con tacho al pie.

Los grandes y medianos productores, principalmente localizados en Cochabamba y en Santa Cruz, han incorporado a su sistema productivo, el uso de ordeñadoras mecánicas, conectadas a un tanque de frío instalados en una sala de ordeño y cuarto de leche respectivamente.

i) Control de la Calidad de la Leche

En cuanto a la higiene del ordeño y control de la calidad de la leche, el productor(a) conoce y hace uso adecuado de instrumentos de control de calidad como la pistola de acidez y el refractómetro que en forma general son parte del equipamiento de los centros de acopio. Los productores y productoras con mayor frecuencia, aplican prácticas de higiene en el ordeño, habiéndose alcanzado en muchas zonas leche de alta calidad higiénica.

Las empresas industrializadoras y los programas de apoyo al desarrollo lechero como el PDLA en La Paz y Oruro, PRODISA – BELGA en Santa Cruz, han difundido prácticas de higiene y control de la calidad de la leche en predio. Los sistemas de recolección y los laboratorios de control de calidad de las empresas, aplican diferentes métodos tanto de campo como de laboratorio para establecer la calidad del producto recolectado. Leche que no alcanza la calidad requerida por la industria es rechazada sistemáticamente.

j) Infraestructura Lechera

Los productores de leche en nuestro país, van incorporando en sus unidades de producción, la infraestructura adecuada a la producción lechera principalmente con la construcción de establo para el ganado y en menor proporción comederos y bebederos adecuados para el manejo del ganado lechero. Las organizaciones de lecheros, a su vez, cuentan con infraestructura, principalmente para el acopio de la leche, la cual puede variar entre un simple cuarto con techo hasta un centro que cuenta con ambientes para el tanque de frío, sala de máquinas, depósito, veterinaria, oficina y hasta una sala de capacitación y de reuniones, además de contar con tanque elevado de agua, y lavadero de tachos.

Pese a ello, una importante parte de los productores de leche en el país, aún no cuentan con la infraestructura adecuada para el desarrollo y atención del hato lechero y el acopio de la leche.

k) Capacitación Técnica

La cooperación al esfuerzo productivo lechero a través de algunos organismos y otros actores de la cadena productiva lechera, impulsa la cadena de lácteos a través de la capacitación técnica y de gestión de los actores, el apoyo a la institucionalidad local, el mejoramiento genético, sanidad y crédito. También se fortalecen los esquemas de producción, recolección, control de calidad y comercialización de leche, aunque no en el grado requerido.

l) Manejo Pecuario

En el manejo de una explotación lechera, la higiene determina la calidad del producto, Los principales factores que determinan la calidad de la leche en el establo son los siguientes: Salud animal, Alojamiento de las vacas, Nutrición, Prácticas de ordeño y Manejo de la leche.

El manejo pecuario en nuestro país se caracteriza se pude dividir en dos: sistema Pecuario Tradicional y Sistema Pecuario Especializado

A objeto de explicar la situación del manejo pecuario en el Altiplano caracterizamos los dos extremos entre los cuales podemos encontrar a la mayoría de las unidades de producción dedicadas a este rubro.

BIBLIOGRAFÍA

MACA, 2004. Identificación, Mapeo y Análisis Competitivo de la Cadena Lechera de Origen Bovino y productos Lácteos.


[1] Manual de Ganadería del Chaco. 1,995.
[2] Visita a los productores de ACRHOBOL (1,998) de C. Talbott (Ph.D. Animal Science Dept., NC A&T SU) and J. Cisneros, DVM (MS NC A&T SU and NCSU PhD Candidate)